lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Que es una alimentacion saludable?

Una alimentación saludable es aquella que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y la que promueve un crecimiento y desarrollo óptimos. Debe ser satisfactoria, suficiente, completa, equilibrada, armónica, segura, adaptada, sostenible y asequible. Esta es la definición del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas de 2013.
 
En el día a día de la consulta es difícil, por la disponibilidad de tiempo (ver entrada anterior ¿Qué recomendaciones sobre alimentación dar en 30 segundos), averiguar si nuestro paciente está haciendo una alimentación saludable. Es necesario disponer de una serie de mensajes o recomendaciones cortas que preguntar y/o transmitir a nuestros pacientes a la hora de dar un consejo breve sobre alimentación saludable. A tal efecto me parece que es útil  el documento “Recomendaciones de alimentación para la población española. Una alimentación equilibrada para una vida más saludable”, que acaban de publicar la Sociedad Española de Dietética y Nutrición en colaboración con otras sociedades científicas. En primer lugar nos recuerdan la conveniencia de mantener un peso y actividad física adecuados, y consumir variedad de alimentos ricos en diferentes nutrientes. En segundo lugar específica que nutrientes hay que limitar: grasa saturada, colesterol, azúcar, sal y alcohol, y que alimentos consumir para mejorar nuestra alimentación:
·         Pescado al menos dos veces semana, sin olvidar el pescado azul.

·         Frutas y hortalizas. Al menos 5 unidades al día.

·         Cereales, si pueden ser integrales mejor, a diario.

·         2 a 4 tazas de leche a diario o su equivalente en productos lácteos, preferentemente desnatados.

·         Legumbres, al menos 1 o 2 veces semana.

·         Usar aceite de oliva.

·         Seleccionar y consumir preferiblemente piezas magras de carnes y aves.

·         Evitar tomar bebidas dulces.