lunes, 27 de febrero de 2017

Conclusiones del VI Foro contra el cáncer AECC 2017


Ya están disponibles las conclusiones del VI Foro contra el Cáncer de la AECC “Por un enfoque integral” que este año ha tenido la prevención primaria como foco de atención, y que incluyó un diálogo en el que participé y que podéis ver a través de este enlace: Diálogo ¿Qué más podemos hacer? VI Foro Contra el Cáncer.
El planteamiento del diálogo era señalar los retos con los que nos encontramos los profesionales, los docentes, las familias y los alumnos para fomentar  y vivir de modo saludable, y qué podemos hacer para superarlos.  Como profesional, mi impresión es que en el desarrollo de las actividades preventivas y de promoción de salud  tenemos 3 barreras principales: la falta de tiempo, los papeles que asumimos profesionales y usuarios y aspectos relacionados con la trasmisión de la información.
Nuestras agendas marcan unos tiempos de consulta por persona de 7 minutos en el caso de los médicos y de 10 minutos en las de enfermeras. En este espacio debemos resolver el problema que demanda y llevar a cabo las actividades de promoción y prevención, algo muy complicado cuando a ello se añade la atención a la urgencia, los fuera de hora, las incidencias de todo tipo. Cuando se acumula un retraso importante lo que se sacrifica es la prevención.
El modelo tradicional en el que el profesional prescribe y el paciente sigue las indicaciones no es válido cuando planteamos cambios en el estilo de vida o trabajamos con la cronicidad. No obstante muchos profesionales continúan anclados en ese papel directivo y la población en una actitud pasiva.
Respecto a la información, han sido tantos los cambios respecto a temas como la alimentación, que la población expresa una cierta desconfianza respecto a nuestro mensaje. Disponemos de mucha información pero en ocasiones esta es simplista, poco práctica y falta de evidencia científica.
Cuando planteamos alternativas para solucionar estos retos, pienso que todos jugamos en papel: Son los responsables políticos y los cargos directivos los que pueden dotar a los centros de salud de unos recursos humanos suficientes, con plantillas estables y con la formación necesaria en medicina y enfermería familiar y comunitaria para asumir las líneas estratégicas que están ya definidas. No siempre la clave está en invertir más sino en invertir mejor. No obstante los profesionales podemos utilizar la tecnología para complementar la intervención realizada en consulta y abrir nuevos canales de comunicación: Páginas web, Correo electrónico, Whatsapp, SMS.
Respecto a los roles de profesionales y usuarios, el cambio se traduce en promover la participación y el empoderamiento, situarnos como facilitadores en los procesos de cambio en el que la persona es el protagonista, pasar de la información a la capacitación, implicar a los pacientes en su propia salud y la de su entorno.
Debemos crear entornos de información válida y actualizada, fomentar la formación de los profesionales en temas prioritarios, informar adecuadamente a la población sobre los mismos y colaborar con los medios de comunicación en una difusión clara, práctica y no “simplista” o sensacionalista

El resumen: implícate, comprométete. El mejor tiempo invertido es el que utilizamos en promoción y prevención.
Juana Gomez Puente, Enfermera grupo educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS de semFYC


El vídeo completo del foro se encuentra en el siguiente enlace. También están disponibles las intervenciones de la segunda parte del Foro COMPARTIENDO EXPERIENCIAS PARA LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER. En esta parte se dio una visión completa sobre como intervenir:
Paco Camarelles