lunes, 7 de noviembre de 2016

Como "activar" al paciente en su autocuidado desde la consulta.

Podemos entender la Activación del paciente como la situación en la que el paciente tiene  los conocimientos, las habilidades, la confianza y la motivación para manejar su salud y saber cuidarse. Identificar que estrategias son  utilizadas por profesionales sanitarios que son buenos “activadores” del cambio de comportamiento en salud de sus pacientes nos puede ser de utilidad para activar a los nuestros. Este es el objetivo del estudio Supporting Patient Behavior Change: Approaches Used by Primary Care Clinicians Whose Patients Have an Increase in Activation Levels publicado en la revista Annals of Family Medicine este año.
Los autores describen las cinco estrategias que más usaron los profesionales sanitarios con más éxito para activar al paciente en relación con el cambio en el estilo de vida: enfatizar la responsabilidad del paciente, colaborar con los pacientes, identificar pequeños pasos hacia el cambio, programar seguimientos frecuentes y mostrar interés.
Enfatizar la responsabilidad del paciente en el cambio de la conducta en salud. No es el profesional sanitario el responsable final de la salud del paciente y el que debe cambiar, sino que este debe tener un papel protagonista. “Yo le puedo ayudar a dejar de fumar, pero es usted el que tiene que tomar la decisión y hacerlo”.
Colaborar con los pacientes. Los profesionales más exitosos en el cambio de comportamiento en salud de sus pacientes colaboran con los pacientes para establecer objetivos, estrategias y en la resolución de problemas. ”Vamos a pensar que estrategias puede aplicar para disminuir su consumo de riesgo de alcohol”.
Identificar pequeños pasos hacia el cambio de conducta en salud. Acordar con los pacientes los pasos para llegar al objetivo y que sean pequeños, detallados y factibles, evitando abrumar. “Durante esta semana hemos acordado que andará media hora todos los días”.
Programar seguimientos frecuentes. Dejar claro nuestro apoyo al paciente en su cambio de conducta y transmitir que "la puerta está siempre abierta". También celebrar juntos el éxito del paciente y animarlo. En las visitas de seguimiento centrarse en la resolución de los problemas u obstáculos encontrados. “¿Que dificultades has tenido con la consejos para bajar el colesterol?”
Mostrar interés. Transmitir al paciente que nos preocupamos por su salud. “Me parece muy bien que estés pensando en dejar de fumar para mejorar tu salud”.
También es interesante conocer las estrategias usadas por los profesionales con menos éxito en el cambio de conducta de salud de sus pacientes. Destaca el describir los resultados negativos en la salud que pueden esperar si no cambian sus comportamientos no saludables. “Como no deje de consumir alcohol va a acabar con una cirrosis en el hígado”.
 

 
Los autores de estudio antes citado acaban de publicar uno nuevo en el que analizan, en una muestra más amplia de profesionales sanitarios, la frecuencia con la que se usan estas cinco estrategias para el fomento del autocuidado. How much do clinicians support patient self-management? The development of a measure to assess clinician self-management support. También han desarrollado una prometedora escala para medir dónde se sitúan los profesionales sanitarios con respecto al apoyo al autocuidado del paciente que es muy variable (patient self-management support SMS). Las puntuaciones de la escala SMS de los profesionales sanitarios mostraron asociaciones significativas, pero modestas, con el abandono del hábito de fumar de sus pacientes y la pérdida de peso (entre los pacientes obesos). Es significativo que los profesionales sanitarios que mejor puntuaban en la escala eran los que más tiempo dedicaban a apoyar el autocuidado de sus pacientes.