lunes, 24 de julio de 2017

¿Qué es mejor, intervenir sobre los estilos de vida de forma conjunta o por separado?

Es frecuente que los estilos de vida no saludables (consumo de tabaco y consumo de riesgo de alcohol, inactividad física y/o alimentación no saludable)  se asocien y contribuyan al  desarrollo de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o la diabetes tipo 2. De forma conjunta estos estilos de vida suponen el 50 % de las muertes prematuras globalmente. Los estudios nos dicen que la mayoría de los adultos presentan dos o más estilos de vida no saludables, y el 25% tres o más. En algunas ocasiones tiene sentido tratar de cambiar dos o más estilos de vida al mismo tiempo, por ejemplo, comer más sano y volverse más activo para perder peso. Sin embargo existe la duda de si es una mejor un abordaje de los estilos de vida no saludables por separado, o su abordaje al mismo tiempo. En el estudio recientemente publicado Multiple Risk Behavior Interventions: Meta-analyses of RCTs han realizado una revisión sistemática, meta análisis y meta-regresión, de la efectividad de las intervenciones múltiples sobre los comportamientos de riesgo.

Los resultados del estudio nos dicen que las intervenciones analizadas, que comprenden la educación y la capacitación en habilidades, se asociaron con modestas mejoras en la mayoría de los comportamientos de riesgo (incremento del consumo de frutas y verduras, la actividad física y la reducción de la ingesta de grasas). Aunque se encontraron reducciones en el consumo de tabaco, estas parecen estar asociadas negativamente con la mejora de otros comportamientos (como la dieta y la actividad física). La evidencia preliminar sugiere que intervenir sobre el consumo de tabaco de forma separada es más efectivo que hacerlo conjuntamente  con otros comportamientos de riesgo.


Este estudio ha sido analizado y comentado en la página web  Dissemination Centre Discover Portal del National Institute for Health Reserach NHS. Las orientaciones actuales sobre este tema de la NICE no se posicionan sobre si debemos intervenir sobre los estilos de vida de forma simultánea o secuencialmente. En cambio, describe muchos principios del cambio de conducta y las mejores prácticas a considerar, incluyendo:
·         Asegurar que las intervenciones se basen en una evaluación de las necesidades y  conocimientos de las personas a las que van dirigidas.
·         Establecer sobre qué comportamientos específicos vamos a intervenir  y por qué.
·         Priorizar las intervenciones más costo-efectivas, o aquellos programas que dispongan de  la mejor evidencia.
La revisión sugiere que sería razonable considerar la posibilidad de abordar el consumo de tabaco por separado de la dieta y la actividad física, en lugar de al mismo tiempo. Como las intervenciones para dejar de fumar son eficaces y fumar causa directamente una cuarta parte de las muertes por cáncer, puede valer la pena abordar este comportamiento primero. Sin embargo, es probable que exista una gran variación entre los individuos en términos de lo que funciona mejor para ellos, por lo que esta revisión no debe desalentar a la personas a abordar más de un cambio de conducta en salud al mismo tiempo si están suficientemente motivados para hacerlo.
Paco Camarelles


martes, 18 de julio de 2017

“Aprende a manejar la varita mágica para cambiar conductas en salud”

Cuantas veces has deseado tener una varita mágica para que tu paciente deje de fumar, se alimente mejor, empiece a caminar o reduzca su consumo de riesgo de alcohol. Y lo deseas tanto porque sabes que existen muchos estudios que correlacionan determinados estilos de vida saludables y la disminución de enfermedad y muerte por las principales enfermedades crónicas. Se estima que el 80% de las Enfermedades cardiovasculares, el 90% de la diabetes mellitus tipo 2 y el 30% de los cánceres se podrían prevenir siguiendo una dieta saludable, un adecuado nivel de actividad física, evitando o disminuyendo el consumo de alcohol, y dejando de fumar. Pero cambiar las conductas en salud no es fácil, y por ello en nuestro taller Aprende a manejar la varita mágica para cambiar conductas en salud” queremos presentarte una varita mágica que acabamos de patentar y que consigue que tus pacientes cambien hacia un estilo de vida saludable de forma fácil y duradera. Es algo más que magia. 
Además de aprender magia, vamos a revisar en el taller los marcos conceptuales del cambio de comportamiento, como podemos intervenir para facilitarlo, y que experiencias novedosas hay en este campo de la salud. En el blog Salud y Prevención del PAPPS  hemos estado estudiando en profundidad el tema de cómo cambiar conductas en salud lo que nos ha permitido diseñar esta poderosa varita mágica. Ver lo publicado sobre este tema en el blog (como cambiar conductas en salud).
Francisco Camarelles Guillem, Nieves Barragán Brun
Ya está a vuestra disposición todo el programa del XXVIII Congreso de Comunicación y Salud. Y el video introductorio de la conferencia inaugural “Comunicar, cuidar y cuidarnos con H-Alma”. Podéis seguir la información del congreso en Twitter @congresosCyS, @GPCYS y la etiqueta #eclinica2017.
Os esperamos en Córdoba

jueves, 13 de julio de 2017

Fumar porros “no es cannabis terapéutico”


El reto de legalizar el cannabis está de plena actualidad a nivel internacional y en nuestro país. La despenalización del consumo, la venta y el cultivo de la marihuana avanzan. ¿Qué ventajas y riesgos entraña? han reflexionanado recientemente en El País. También se pueden leer noticias sobre el uso terapéutico de la marihuana, ¿Es una planta o un fármaco? El problema que plantea hacer fármacos a partir del cannabis es el elevado coste que suponen en comparación con lo barato que es la planta (El País).
Pero uno de los problemas que hay que tener en cuenta en esta discusión es el del binomio cannabis-tabaco del que ya hemos hablado en el blog (ver El binomio cannabis y tabaco: evidencias y propuestas de acción), donde presentamos el proyecto EVICT del CNPT. Pues bien, desde el proyecto EVICT nos alertan en una nota de prensa NP reciente que  Fumar porros “no es cannabis terapéutico”, con dos ideas principales:
·         El porro (mezcla de tabaco y cannabis)  tiene efectos perjudiciales que es necesario poner en evidencia, sobre todo ante los 146.000 jóvenes de 14 a 18 años que se inician anualmente en su consumo.
·       Trasmitir a personas enfermas la idea de que los porros curan es “un fraude sanitario y humano”
También nos recuerdan en la NP que hay una asociación entre consumo elevado de cannabis y un mayor riesgo de aparición de síntomas psicóticos y alteraciones cognitivas. A nivel farmacológico, el consumo conjunto de cannabis y tabaco aumenta la probabilidad de desarrollar adicción y dependencia y una menor probabilidad de abstinencia a largo plazo que el uso por separado. La adicción al tabaco es el efecto no deseado más frecuente que afecta a las personas consumidoras de cannabis.



 
EVICT ha dado a conocer sus infografías cannabis tabaco que están muy bien diseñadas, son muy didácticas y abarcan desde la prevención, la familia, y la reducción de daños hasta el tratamiento.
Paco Camarelles

lunes, 10 de julio de 2017

El ejercicio físico puede ser contagioso


Disciplinas tan diversas como la economía, la sociología, la medicina, la informática, y la ciencia política se han interesado en la interdependencia de los comportamientos a través de la red social humana. En particular, los científicos se han comenzado a preguntar si nuestra salud y otros comportamientos son contagiosos, ya que nuestras decisiones y acciones afectan a las decisiones y acciones de nuestros contactos. Saber si existen contagios conductuales, comprender cómo, cuándo y en qué medida se manifiestan en comportamientos diferentes, nos permitirá pasar de estrategias de intervención independientes a intervenciones interdependientes más eficaces que incorporen los contextos sociales de los individuos en sus tratamientos”. Esta es la introducción del interesante articulo recientemente publicado “Exercise contagion in a global social network”.
 Los autores han analizado los patrones registrados de ejercicio físico diario de más de un millón de personas, en total superaron los 350 millones de kilómetros, en una red social global de corredores durante más de 5 años. Este registro mostró que el ejercicio es socialmente contagioso y que su contagiosidad varía con los niveles relativos de actividad, y de las relaciones de género entre amigos. Los corredores menos activos influencian a los corredores más activos, mientras que lo contrario no es cierto. Tanto hombres como mujeres influyen en los hombres, mientras que sólo las mujeres influyen en otras mujeres.
Los autores intentan explicar este contagio social a través de teorías como la de la “Incrustación”, la de la Diversidad Estructural y la del Contagio Complejo que explican en suplementos aparte.


En temas como la obesidad y la felicidad  ya disponemos de estudios sobre su “contagio social”, como ya vimos en la entrada del blog ¿Es la obesidad contagiosa?
Acaban los autores comentando que, aunque la línea de investigación sobre cómo influye o se contagian los comportamientos en salud  tiene un tremendo potencial para mejorar la política social, económica y empresarial, su avance científico ha sido obstaculizado por tres desafíos empíricos distintos. Primero, aunque las correlaciones entre los comportamientos y resultados de individuos socialmente conectados son ubicuas, los efectos causales de influencia social son más difíciles de identificar. En segundo lugar, los estudios de contagio social sufren actualmente de un error sustancial de medición. Y en tercer lugar, la investigación actual sobre la influencia social tiene una generalización limitada.
Paco Camarelles
.

jueves, 6 de julio de 2017

El efecto Roseto o la importancia  para la salud de cultivar las relaciones humanas

Rogelio Altisent ha escrito recientemente, en su columna de opinión de Diario Médico EN LOS PASILLOS DE LA BIOÉTICA, un interesante artículo sobre el efecto Roseto o la importancia  para la salud de cultivar las relaciones humanas. El autor reflexiona sobre la evidencia de que cultivar unas relaciones humanas estables y generosas tiene un efecto protector para la salud. En este pequeño pueblo de Pensilvania (USA) la tasa de fallecimientos por infarto de corazón era llamativamente más baja que en el resto de las poblaciones cercanas. Tras analizar la epidemiología de este fenómeno, parece que el hecho diferencial relacionado con la baja mortalidad cardiovascular era el singular tipo de relaciones sociales que caracterizaba a los habitantes de este pueblo. Era una comunidad de emigrantes italianos con su particular cultura y tradición: gente afable que se ayudaba mutuamente, sin distinciones en el trato según el nivel económico, con las casas muy cercanas y familias extensas. Wikipedia

El tema de cómo influyen las relaciones sociales en la salud ha sido motivo de atención también en un artículo publicado en las mismas fechas en NYT Social Interaction Is Critical for Mental and Physical Health. El articulo critica la problemática de que estar siempre conectado a la red puede disminuir nuestras relaciones sociales (algunos bares están declinando ofrecer wifi gratis a los clientes para que se relacionen mas). Y repasa artículos científicos sobre como influyen  las relaciones sociales en la salud:  
https://www.grandesvecinos.org/
Esta bien conocer esta relación, y es momento de recordar como podemos abordar este problema desde nuestras consultas, y volver a leer la entrada al blog: La soledad y el aislamiento son malos para la salud cardiovascular

Paco Camarelles

lunes, 3 de julio de 2017

Infancia, alimentación y salud.


La alimentación es un determinante reconocido de la salud de las personas en todas las etapas de la vida, capaz de hacernos vulnerables a los seres humanos, y actuar en las etapas de mayor vulnerabilidad (infancia y ancianidad)  influyendo en la salud de las personas.  Hay una necesidad de promover una alimentación diversificada y equilibrada en todas las etapas de la vida, prestando especial atención a los primeros 1000 dias de vida, desde el embarazo a los dos primeros años de vida. Estas son las ideas principales introductorias del nuevo e interesante número de la revista “Viure en Salut: Infancia alimentació i Salut”.

La revista trata temas de interés  y de actualidad como la importancia de la genética versus los estilos de vida en la génesis de la obesidad “Alimentando los genes”:En general, la obesidad es el resultado de la contribución de factores genéticos y ambientales que interactúan de manera dinámica en el tiempo. En este equilibrio dinámico existe bastante evidencia de que los primeros años de vida son quizás los más relevantes a la hora de establecer los puntos de partida".
Julio Bulto nos deleita con el tema  “Errores y mitos  alimentarios en la infancia”  en el que analiza brevemente tres errores alimentarios (discriminar por el peso, usar el autoritarismo o la negligencia, y coaccionar al niño para que coma), así como tres falsos  mitos (la leche materna no alimenta a partir del primer año de vida, el zumo de fruta equivale a fruta, y los niños necesitan azúcar). En la entrada de su blog Julio nos reseña las fuentes principales consultadas en la elaboración del texto.
El abordaje de la epidemia actual de obesidad infantil es problemática y compleja. En el tema “Alimentación y obesidad infantil” nos dicen que las dos razones más comúnmente aceptadas como causas del aumento de la obesidad infantil son la dieta y al inactividad física, es decir la ingesta de energía y el gasto calórico. En este tema se dan consejos prácticos para la alimentación según la edad infantil y se hace una actualización nutricional general adaptada a la infancia.  
En el  tema “La publicidad alimentaria dirigida al público infantil”, las ideas que nos trasmite estan claras. "Urge restringir legalmente la publicidad alimentaria dirigida al público infantil en España. El objetivo de la regulación debe ser reducir el impacto pernicioso de este tipo de publicidad en la salud de la población infantil. Para ello se debe contemplar no solo el poder de la publicidad, como se hace actualmente, sino también, y lo que es más importante, evitar la exposición durante la infancia a cualquier tipo de publicidad de alimentos y bebidas no saludables“.
El último tema nos habla sobre el decálogo de la alimentación saludable para la infancia “Decaleg de l´alimetació saludable”.

lunes, 26 de junio de 2017

Prevención y equidad en la salud en las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans en España.


La próxima celebración en Madrid de la multitudinaria fiesta del Word Pride 2017 es una oportunidad para reflexionar sobre los retos de salud y prevención que afronta este colectivo. A este respecto se ha publicado recientemente en la revista Gaceta Sanitaria la editorial “Hacia una salud pública con orgullo: equidad en la salud en las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans en España”, que resume el estado de la cuestión.

En la editorial nos dicen que hay unas necesidades específicas de salud de la población LGTB relacionadas con el estigma social y la negación de derechos (mayores tasas de trastornos de salud mental, como depresión y ansiedad, y suicidio entre otras), así como de abuso de sustancias, como tabaco, alcohol y otras drogas recreacionales. La problemática de salud del colectivo LGTB es variada y depende de la orientación sexual ( por ejemplo en hombres gais mayor tasa de infecciones VIH, cancer anal, hepatitis C. En mujeres lesbianas mayor prevalencia de osteoporosis, sobrepeso y obesidad),  el ciclo vital (mayor riesgo de suicido en jóvenes, y aislamiento social en mayores), y la situación social. Sobre la prevención en LGTB ya hemos comentado algo en el blog. La salud de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales LGBT es importante.
Nos quedaría posicionarnos como sociedad científica de medicina de familia ante los retos a afrontar en este tema. Estos pasan por fomentar la salud y la educación sexual desde las consultas, la lucha frente a la discriminación por orientación sexual e identidad de género, la promoción de hábitos saludables, la formación del personal del sistema sanitario de los servicios de salud y administraciones públicas con competencias sanitarias, el fomentar la investigación en temas de salud LGBT, y la  introduciendo la perspectiva de diversidad en el ámbito científico. Desde nuestro grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS proponemos a nuestra sociedad científica un posicionamiento al estilo del American College of Physicians “Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender Health Disparities: Executive Summary of a Policy Position Paper From the American College of Physicians”.
Paco Camarelles