lunes, 5 de diciembre de 2016

Declaración de Shanghai sobre la Promoción de la Salud 2016


Del 21 al 24 de noviembre de 2016 ha tenido lugar en Shanghái (China) la Novena Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, organizada conjuntamente por el Gobierno de China y la OMS. De la reunión ha salido la Declaración de Shanghai sobre la Promoción de la Salud que puede ser un referente de los temas de actualidad que se están discutiendo en Promoción de la Salud.
 
La Declaración reconoce que la salud y el bienestar son fundamentales para el desarrollo sostenible: “Reafirmamos que la salud es un derecho universal, un recurso esencial para la vida diaria, un objetivo social compartido y una prioridad política para todos los países. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) establecen el deber de invertir en la salud, de garantizar la cobertura sanitaria universal y de reducir las desigualdades sanitarias entre las personas de todas las edades. Estamos determinados a no dejar a nadie atrás”. Para ello:
  • Hay que adoptar decisiones políticas audaces en pro de la salud. Estamos ante un nuevo contexto mundial para la promoción de la salud. La salud de las personas ya no se puede desligar de la salud del planeta, y el crecimiento económico por sí mismo no garantiza la mejora de la salud de una población. Las inaceptables desigualdades sanitarias requieren la acción política en muchos sectores.
  • La buena gobernanza es esencial para la salud. Las políticas en pro de la salud y la justicia social benefician a toda la sociedad.
  • Las ciudades y las comunidades son entornos esenciales para la salud. La salud es el producto de la vida diaria, esto es, de los barrios y las comunidades donde la gente vive, ama, trabaja, compra y juega.
  • Los conocimientos sanitarios empoderan y fomentan la equidad. Los conocimientos sanitarios empoderan a las personas y posibilitan su participación en iniciativas colectivas de promoción de la salud.
  • Hacen un llamamiento a la acción. Reconocen que la salud es una opción política, y hay que contrarrestar los intereses perjudiciales para la salud y eliminar los obstáculos al empoderamiento.
Pero la salud también depende de nuestro estilo de vida y de nuestras decisiones al elegir salud, y por ello han publicado la infografía 12 consejos para gozar de buena salud.
 

jueves, 1 de diciembre de 2016

Prevención del SIDA mediante el auto análisis del VIH


Nuevas iniciativas y propuestas están surgiendo para la prevención de la infección por el VIH. El año pasado comentamos en el blog la profilaxis pre exposición ( ver Prevención del VIH SIDA ¿En que estamos fallando? ). Hoy comentamos la propuesta de la Organización Mundial de la Salud OMS para la detección precoz de la infección. Con motivo del Día Mundial del Sida 2016, la OMS ha publicado nuevas directrices sobre el autoanálisis del VIH para mejorar el acceso al diagnóstico de la infección y su utilización eficaz. El autoanálisis del VIH permite que las personas utilicen la saliva o la sangre obtenida mediante un pinchazo en el dedo para conocer su estado en privado, en un entorno que le resulte cómodo (ver comunicado de prensa de la OMS). Alrededor del 40% de las personas infectadas por el VIH desconocen que lo están, y podemos mejorar su salud con el tratamiento anti retroviral a la par que cortamos la cadena de trasmisión.
 

 

La OMS pretende que para el año 2020 el  90% de las personas infectadas por el VIH conozcan su estado. El auto análisis del VIH debería ofrecerse como un enfoque adicional de los servicios de pruebas del VIH [Recomendación fuerte, calidad moderada de la evidencia]. El resultado de una sola prueba de diagnóstico rápido  no es suficiente para hacer un diagnóstico de VIH-positivo, y seria necesario acudir a un servicio sanitario a repetir la prueba, aunque parece que la sensibilidad y la especificad son muy altas (80 a 100 %). Reaching people with undiagnosed HIV
 
Si quieres ver a Lolita desnuda haz clic en el siguiente enlace

 

 

lunes, 28 de noviembre de 2016

Tratamiento de la hipertensión arterial modificando estilos de vida

Un reciente artículo del BMJ repasa el tratamiento de la Hipertensión Arterial “Management of mild hypertension in adults”. A destacar el foco que pone el artículo en las modificaciones del estilo de vida que han demostrado reducir la presión arterial, y que son recomendables como parte del manejo de todos los pacientes con hipertensión arterial. Estas recomendaciones incluyen enfoques dietéticos para disminuir la tensión arterial (la dieta DASH), la reducción de la ingesta de sodio en la dieta, el ejercicio físico, la reducción de la ingesta de alcohol, y  la pérdida de peso si sobrepeso. Para ello han publicado una infografía que resume que se puede conseguir con cada modificación del estilo de vida.




La infografía ordena lo que se puede llegar a reducir la tensión arterial según el estilo de vida modificado. La mayor reducción de la tensión arterial se puede conseguir con la dieta DASH que es rica en potasio, magnesio y calcio obtenidos de frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa. A continuación el ejercicio físico, seguido de la reducción de la ingesta de sodio. También la moderación del consumo de alcohol si este está presente (por cierto que en ninguna parte leo que se recomiende el consumo de cerveza como hacen algunas sociedades científicas españolas y que ya comentamos en el blog).
Los autores nos dicen que desafortunadamente, la realidad es que muchos pacientes son incapaces de iniciar y sostener el cambio de comportamiento de su estilo de vida. Sin embargo afirman que, si se adoptan estas recomendaciones simultáneamente, puede ser suficiente para controlar la hipertensión leve.  
En la revisión publicada han participado pacientes dentro de la tendencia actual de involucrarlos (ver La participación del paciente en su salud: APRENDIENDO CON LOS PACIENTES), a los que se les ha pedido su opinión sobre la modificación de estilos de vida. Todos enfatizaron su deseo de intentar modificaciones del estilo de vida para bajar la presión arterial. Los autores concluyen que el tratamiento de pacientes con hipertensión leve, sin enfermedad cardiovascular establecida, debe comenzar con las recomendaciones de estilo de vida. Para pacientes con riesgo cardiovascular bajo, puede ser razonable el retrasar el tratamiento con fármacos, especialmente si logramos reducir la tensión arterial modificando estilos de vida tales como pérdida de peso, ejercicio físico o cambios en la dieta.

jueves, 24 de noviembre de 2016

La participación del paciente en su salud: APRENDIENDO CON LOS PACIENTES


La participación de los pacientes en su salud es un tema de plena actualidad. No hay mas que leer el reciente articulo del BMJ "Nada sobre nosotros sin nosotros" Los pacientes en la formación continuada médica Nothing about us without us”—patient partnership in medical conferences"Por ello hoy invitamos a escribir en el blog a Juan Carlos Arbonies (Boni) que es un referente para este y otro temas.


 Cada vez escuchamos y  leemos más sobre la importancia de que el paciente tome parte activa en su salud y se responsabilice de realizar cambios para su mantenimiento. Ver "Como "activar" al paciente en su autocuidado desde la consulta". Hemos pasado, de criticarle por  automedicarse al   tomarse un paracetamol  a ponerle encima el peso que debe de cuidarse y culparle además sino lo hace. De nuevo podemos cometer el error de seguir haciendo “todo  por los pacientes pero sin contar con ellos”.
 
Iniciativas como la mesa  APRENDIENDO CON LOS PACIENTES, celebrada dentro  XXVII Congreso de Entrevista Clínica y Comunicación Asistencial en  Donostia 2016 fue un  buen punto de encuentro para saber que opinan los pacientes sobre sobre este y otros temas  para que los profesionales  sanitarios podamos aprender con ellos.
 
En la MESA Se desarrolló un diálogo informal , entre pacientes y sanitarios , donde los pacientes expresaron  la importancia de “que te curen desde la empatía”, desando un profesional  “que te mire a los ojos”, que te de información para sentirte algo más seguro, porque “al médico casi siempre vas con miedo”. Quieren “un médico y una enfermera  que les escuche” porque ellos también “tienen algo que aportar de cómo viven su enfermedad”  y ha de ser tolerante y flexible, “respetando las creencias de cada pueblo”. Destacan la importancia de ser pacientes “activos” y empoderarse de su situación. Reseñan que en los cursos como los de PACIENTE ACTIVO aprenden herramientas para ir a las consultas  con más seguridad y no ver al médico en un pedestal.
Como  resumen los participantes fueron dejando las  siguientes píldoras de lo que habían aprendido:
  • “Necesidad de que haya encuentros como este de médicos y pacientes”
  • “Este ha sido para mí, como paciente, un encuentro enriquecedor”
  • “Yo me siento médica de familia, pero también paciente y sobre todo persona”.
  • “Me ha gustado ver en la sala a bastantes profesionales sanitarios jóvenes sensibilizados con el tema y la importancia de la comunicación médico-paciente”.
  • “En la consulta, los médicos tienen poco tiempo para poder abordar a la persona en su conjunto.  Por ello es bueno que los pacientes podamos ser “pacientes activos” y auto cuidarnos y empoderarnos”.
  • “Han cambiado los tiempos y hoy los pacientes son más crónicos y los  agudos se solucionan rápido. Es necesario que los crónicos aprendan a auto gestionar su salud ya que sino el sistema no podrá mantenerse. Los pacientes son los protagonistas y los que han de auto cuidarse, por su bien y para que el sistema sea sostenible”.
  • “Los médicos jóvenes creen que se ha cambiado la imagen de un médico paternalista a un médico experto en conocimientos científicos junto a un pacientes experto en su vida, conocedor de sus expectativas, sus creencias y sus miedos”.
  • “El valor de la comunicación es trasmitir bien la información mutua para que las posibilidades de mejoría sean mayores”.
  • “La mesa ha sido una oportunidad de dialogo entre profesionales sanitarios  y pacientes y es muy importante dale importancia a la “mirada del otro” en la relación profesional  sanitario-paciente”.
  • “Los cambios cuestan pero tenemos que subirnos a la ola de la comunicación para entendernos los profesionales sanitarios y los pacientes”.
Si quieres conocer más sobre el tema no te pierdas el vídeo del I Encuentro de la red de escuela de salud de la ciudadanía  
Juan Carlos Arboniés Ortiz
Médico de Familia .Centro de salud de Gros O.S.I. Donostialdea .Osakidetza

lunes, 21 de noviembre de 2016

Promoción de la salud en atención primaria: de Hipócrates a los activos para la salud. Informe SESPAS 2916


Hace pocos días se ha dado a conocer el Informe SESPAS 2016: La salud pública y las políticas de salud: del conocimiento a la práctica (Gaceta Sanitaria noviembre 2016). Me gustaría destacar dos interesantes artículos del informe en relación con nuestro ámbito asistencial de Atención Primaria, y de la promoción de la salud. Artículos en los que han colaborado compañeros que tienen muy claro la necesidad de trabajar la promoción de la salud en la comunidad coordinando atención primaria y salud pública.
En el primer artículo Promoción de la salud en atención primaria: si Hipócrates levantara la cabeza…” se aboga por la necesidad de impulsar las intervenciones de promoción de la salud con perspectiva comunitaria en la práctica sanitaria; y se describen algunas de las intervenciones comunitarias realizadas en atención primaria, su evidencia científica y los factores que se relacionan con llevarlas a cabo. Se subraya la necesidad de una coordinación efectiva entre primaria y salud pública, trabajando con la comunidad.
Concretamente se explican dos experiencias de esta coordinación a modo de ejemplo. La primera es un proyecto de elaboración de rutas saludables en los centros de salud en Baleares, mediante un proceso participativo en el que colaboran la ciudadanía, las entidades de barrio y el ayuntamiento (urbanismo, movilidad, servicios sociales…) del que ya hemos hablado en el blog (Caminar salva vidas, si sabes cómo). En la segunda se presenta el Plan Interdepartamental de Salud Pública de Cataluña, que pretende organizar la coordinación intersectorial en salud. Para finalizar, se señala la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, del Ministerio de Sanidad, como una oportunidad para ejercitar la coordinación entre primaria y salud pública en la que ha participado nuestro grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS (ver entrada).
 
El segundo artículo  a destacar es “Promoción de la salud basada en activos: ¿Cómo trabajar con esta perspectiva en intervenciones locales?” donde se presenta el modelo de activos para la salud que puede suponer una revitalización de las intervenciones de promoción de la salud y de salud comunitaria en términos de intersectorialidad, salud positiva, participación, equidad y orientación a los determinantes de la salud. En el texto se presentan recomendaciones sobre cómo incorporar el modelo de activos en programas, proyectos e intervenciones en promoción de la salud, se describen algunas técnicas para mapear los activos en un territorio y se sistematizan experiencias que con esta metodología se están desarrollando en diferentes comunidades autónomas.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Alfabetización en salud y prevención en Atención Primaria: ¿Qué necesitamos para hacerla de otra forma?


"La alfabetización en salud trata de cómo las personas entienden la información sobre la salud y la atención sanitaria, cómo aplican esa información a sus vidas, y como la utilizan para tomar decisiones y actuar en consecuencia. La alfabetización en salud es importante porque condiciona la salud de las personas y la seguridad y calidad de la atención sanitaria que reciben. Los bajos niveles de alfabetización individual en salud contribuyen a los peores resultados de salud, el aumento de riesgo de sufrir un evento adverso y mayores costes sanitarios". Esta es la completa definición que sobre la alfabetización en salud  da la Australian commission on Safety and Quality in Health Care.
Como profesionales sanitarios que trabajamos en Atención Primaria nos interesa saber que podemos hacer desde nuestras consultas para mejorar la alfabetización en salud de los pacientes que atendemos, y cómo tenerla en cuenta en prevención y promoción de la salud . Es el objetivo del interesante Symposium on Health Literacy for Preventive Care in Primary Health Care Settings: what do we need to do differently.
 
 
En el simposio se han tratado diversos temas destacando la relación entre alfabetización en salud y equidad, como se mide y aborda la alfabetización en salud en atención primaria de salud, y que sistemas de alfabetización en salud son efectivos. Este último punto tratado me parece el más interesante: ¿Qué sabemos sobre las intervenciones de alfabetización en salud?, ¿Qué es efectivo?, y ¿Cómo integramos los sistemas en atención primaria? Son las preguntas que se hace la profesora Kirsten McCaffery (enlace a su presentación).
Tenemos evidencias consistentes y de buena calidad sobre estrategias para mejorar la alfabetización en salud:
  •  Dar información de salud por escrito, utilizando un lenguaje entendible por el paciente. No olvidar la importancia de dar un folleto cuando damos un consejo de salud.
  • Prescribir de forma adecuada los medicamentos. Si la prescripción es explícita y precisa conseguimos mayores resultados. Mejor decirle al paciente que tome la medicación con el desayuno y la cena que decirle que la tome cada 12 horas.
  • Asegurarnos que le paciente ha entendido la información. Lo llaman el Teach Back: por ejemplo pedir al paciente que explique en sus propias palabras la información suministrada.
  • Explicar de forma adecuada los riesgos que se tratan de prevenir, usando formatos adecuados: mejor decir “5 de cada 100 pacientes que toman la medicación experimentaran efectos secundarios”, que “un 20% menos de pacientes que toman la medicación experimentaran efectos adversos”.
  • Toma de decisiones compartidas, de la que disponemos de evidencia científica de su impacto:  Decision aids for people facing health treatment or screening decisions.
Nos quedarían por analizar los sistemas que se están desarrollando para aumentar la alfabetización de los pacientes, pero este apasionante campo lo trataremos en otra entrada del blog.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Como comunicar en temas de salud ante alarmas


Son frecuentes y variadas las alarmas sanitarias que trasciende desde los medios de comunicación a la población general: la gripe A, las vacas locas, el poder cancerígeno de consumir carnes procesadas y otras. Las organizaciones sanitarias tienen que reaccionar de la forma más adecuada ante la alarma comunicando los mensajes correctos sobre el tema de salud en el momento adecuado, recopilando rápidamente información y llegando a la gente que demanda y necesita ser informada. Pero no se trata de mover simplemente la información, hay una ciencia detrás de cómo hacerlo. Es lo que pretende el reciente e interesante artículo de  los CDC How We Decide What to Say in Emergencies.
Antes de empezar a comunicar hay que ponerse en los zapatos de la audiencia: ¿Quiénes son y qué necesitan saber para protegerse? Que, por qué, cómo, y cuál es la probabilidad de que eso les afecte. Además de considerar los mensajes a comunicar, hay que ver la mejor forma de que la gente escuche los mensajes. Aquí es donde entra en juego la ciencia de la comunicación, con las 7 cosas que hay que considerar cuando comunicamos en salud:
 
  • Confianza: ¿Debe confiar la población en la información suministrada? ¿Cuál es la mejor fuente fiable de información?
  • Información: ¿Qué información es necesaria, y cómo la encontrará la gente? ¿Cuánto es suficiente, o demasiado?
  • Motivación: ¿Cuál es la relevancia de la información para las personas que estamos tratando de alcanzar?
  • Medio ambiente: ¿Cuáles son las condiciones que rodean y afectan a la población a la que va  a llegar la información?
  • Capacidad:¿Qué capacidad tienen las personas para actuar con la información dada? ¿Hay barreras?
  • Percepción: ¿Qué piensa las personas sobre la información? ¿Seremos capaces de conseguir que actúen según la información proporcionada?
  • Respuesta: ¿Cómo responderán las personas? ¿Qué podemos hacer para permanecer comprometidos con ellos y darles apoyo cuando tomen medidas? 
A veces nos preocupamos por tener que comunicar la información antes de tener todas las respuestas. Está bien decir que no lo sabemos todo todavía, y estamos trabajando para averiguarlo.
Una buena guía para comunicar ante las alarmas en salud a tener en cuenta, con elementos comunicacionales que también podemos usar desde nuestra consulta.